STRAYCAT

Mi nombre es Maria Fernanda Villatoro. Nacida en julio de 1991 en la ciudad de Guatemala. Desde niña, tuve una inclinación nata hacia los ámbitos creativos.

Mi pasión por las artes siempre fue notoria para mí. Cualquier ámbito en el que me podía involucrar, lo hacia: canto, baile, actuación, etc.

Estudié Administración de Empresas en la universidad y unos meses más tarde, conseguí un trabajo en una de las compañías más grandes del mundo, Samsung. Describiría esta experiencia en una palabra: desafiante. Estuve allí un año y medio trabajando en la división de marketing.

Me pareció una de las mejores experiencias que he tenido. Me enseñó qué es el trabajo duro y como una gran estrategia, creatividad y trabajo en equipo pueden crear cosas maravillosas. Siempre soñé con estudiar en el extranjero y, por casualidad, tuve la suerte de conseguir un puesto en una universidad de Barcelona para estudiar Marketing y Ventas. Este paso en mi vida lo cambiaría para siempre. Llegue a Barcelona en

octubre de 2015 y no puedo explicar realmente lo que esa ciudad significa para mí. Me lanzaron a un nuevo mundo: nueva vida, nuevos amigos y nuevas experiencias, todo nuevo.

Regresé a Guatemala en agosto de 2016. Después de un año en el extranjero, regresar a casa es difícil. Ajustarse a una nueva vida conlleva nuevos retos. La moda para mí no era algo que me encantara desde el momento en que nací como muchas otras personas que

conozco. Me enamoré de la idea de que la ropa podría transformar lo que eres, la idea de una creatividad infinita y el poder de desafiarte a ti mismo para ser único.

Empece a estudiar la carrera de Diseño de Modas en el año 2017. Fue ahí donde supe que mi lugar era y siempre será en la industria de la moda. A través de las prendas pude desarrollar mi creatividad a otro nivel y entendí como mi amor por la creatividad y los negocios se podía mezclar. Dos años después estoy desarrollando y lanzando mi propia marca “Straycat”. Un sueño de que siempre supe que quería pero solo con el tiempo pude concretizar. Al día de hoy, sigo creando colecciones para la marca y aprendiendo constantemente sobre nuevas técnicas y habilidades de la industria. La historia se sigue escribiendo día a día así que mentiría si supiera el final. No obstante mi sueño en la vida es poder dedicarme a lo que amo y poder transmitirlo a los demás.